El Senado condena la agresión a estudiantes en CU y reclama una investigación a fondo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pleno del Senado de la República aprobó el pronunciamiento de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) que condena enérgicamente la agresión a alumnos de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM) por parte de “grupos violentos” en la explanada de Rectoría, el pasado 3 de septiembre.

Los legisladores demandaron redoblar la seguridad y el combate a los grupos porriles.

  

El acuerdo de la Jucopo es para solidarizarse con los alumnos afectados y sus familias y se comprometió a trabajar “para desterrar cualquier situación que vulnere la educación en el país”.

En las intervenciones para argumentar a favor del punto de acuerdo, Alfonso Durazo Montaño, senador de Morena, advirtió: “Estamos en un momento muy importante de la transición político-democrática en México y debemos cuidar todos los detalles para evitar que se dañe la gobernabilidad”.

“Es muy importante ubicar en sus justos términos la problemática universitaria para darle puntual salida e impedir, con ello, que el tema escale y se convierta en una crisis que afecte a todos”, destacó Durazo Montaño, futuro secretario de Seguridad Pública del gobierno federal entrante.

En su turno, la senadora panista Josefina Vázquez Mota exigió a las autoridades de todos los órdenes de gobierno “escuchar y atender los planteamientos” de los alumnos y consideró que “no basta con la expulsión de los agresores”.

La excandidata presidencial panista también demandó investigar para conocer los nombres de quienes patrocinan a “los porros” y quién se beneficia con esta situación.

“La UNAM no puede ser rehén de la violencia provocada por unos cuantos”, sentenció Vázquez Mota.

El senador priista Manuel Añorve Baños calificó de “cobardes, alevosos y barbáricos” los actos de violencia de los “grupos porriles”.

Acusó que las agresiones están vinculadas a “intereses oscuros que buscan la desestabilidad”, pero no mencionó a quiénes pertenecen.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, exjefe de Gobierno capitalino, expresó su solidaridad y respaldo a las exigencias planteadas por los estudiantes en la marcha del 5 de septiembre e hizo un llamado a la Procuraduría General de la República para que atraiga la investigación.

“Se debe garantizar, mínimamente, que los jóvenes asistan a las escuelas en un clima de paz, propicio para el aprendizaje y no para escaramuzas. ¡Fuera porros de la UNAM!”, exclamó Mancera Espinosa, quien habló a nombre de la bancada del PRD.

Mientras que la senadora Patricia Mercado Castro, del Movimiento Ciudadano, calificó la marcha del 5 de septiembre como “un ejemplo de civilidad, que obliga las instituciones y autoridades a responder y atender con urgencia las condiciones de riesgo al interior y al exterior de los planteles”.

Deja un comentario