Hackers roban datos de 57 millones de clientes y choferes de Uber; empresa lo oculta por más de un año

Durante más de un año, la empresa ocultó el hackeo y hasta pagó 100 mil dólares a los piratas informáticos; tan sólo en Estados Unidos, los hackers robaron unos 600 mil números de licencias de conducir, así como los nombres de los chóferes, sus direcciones de correo electrónico y números de teléfono móvil.

Ciudad de México, 21 de noviembre (Noroeste/SinEmbargo).- Dos hackers robaron datos de 57 millones de usuarios y 7 millones de conductores de Uber Technologies Inc., empresa que proporciona a sus clientes una red de transporte privado a través de su software de aplicación móvil.

Uber ocultó la situación durante más de un año, ya que el ataque ocurrió en octubre del 2016. Incuso, la empresa pagó 100 mil dólares a los piratas informáticos para evitar que los datos robados fueran expuesto, según lo informó la agencia Bloomberg.

Tan sólo en Estados Unidos, los hackers robaron unos 600 mil números de licencias de conducir, así como los nombres de los chóferes, sus direcciones de correo electrónico y números de teléfono móvil.

Pero, el historial de ubicación, números de tarjetas de crédito, números de cuentas bancarias, números de Seguro Social o fechas de nacimiento no parecen haber sido robados, afirmó Uber, cuya sede se encuentra en San Francisco, California.

La compañía internacional informó que los conductores afectados por los hackers obtendrán monitoreo de crédito gratis y protección contra robo de identidad, según lo informó Dara Khosrowshasi, director ejecutivo de Uber, a través de un comunicado.

Este mismo jueves, reguladores de Colorado multaron a la empresa matriz de Uber con 8.9 millones de dólares por permitir que personas con antecedentes penales o vehiculares trabajen para ellos como conductores, incluso un exconvicto que escapó de la cárcel.

La Comisión de Servicio Públicos de Colorado dijo ayer, que el año pasado inició una investigación sobre el servicio de taxi por aplicación de celulares, luego de que un chófer de Uber fue acusado de atacar a un pasajero en Vail.

La comisión dice que casi 60 conductores de Uber en Colorado pudieron trabajar en el último año y medio pese a tener antecedentes con condenas por delitos graves. Además del exconvicto que escapó de la cárcel, otros choferes tenían antecedentes por delitos vehiculares graves y problemas con sus licencias de conducir.

Además, la semana pasada, dos mujeres que dijeron haber sido atacadas sexualmente por choferes de Uber presentaron demandas federales en San Francisco, acusando a la empresa de no tener un proceso deficiente de revisión de antecedentes.

Deja un comentario